martes, 25 de abril de 2017

LAS VOCES INOCENTES VA A FUKUSHIMA

Tras ver la dimisión de Esperanza Aguirre en España por escándalo político hoy en mi país Japón hemos tenido que oir la dimisión del ministro de reconstrucción Masahiro Imamura. Por haber dicho varias frases indebidas en estos dias para la gente de la zona afectada del terremoto y tsunami. En un meeting del partido ha dicho 'Menos mal que las tragedias del 2011 fue en Tohoku.....' Ha sido unas palabras de desprecio total. 
En la rueda de prensa ha tenido que pedir disculpa de nuevo. Pero ya era tarde. 
Esa tercera frase ha sido suficiente para herir el sentimiento de las personas de esa región. El primer ministro Shinso Abe lamenta lo ocurrido y ha tenido que nombrar a otro político nacido en mi pueblo Iwaki como sustituto. 
Ya ha cambiado este puesto como 5 veces después de las tragedias y la gente de allí no espera nada. A ver ahora.......

No sé porqué. Las personas con ciertos poderes parece que se van envenenando.
No creo que cuando tenían 12 años tenían esas sabidurias contaminadas de la vida.


video

El pasado día 20 de Abril de nuevo he tenido una oportunidad de hablar en un instituto.
Me acompañaron unas 35 niños de 12 a 13 años. 50 minutos me dieron para poder hablar sobre lo que pasó en mi pueblo aquellos días trágicas del 2011. 

Sus ojos transparentes con ganas de escuchar me llevaron facilmente a mis recuerdos.
Ante estas pequeñas almas me sentía totalmente entregado y obligado a no traicionar a sus esperanzas. 
Es el milágro que hacen los niños. Son capaces de transmitir lo que sienten sin soltar ni una palabra. Las miradas. Algo instintivo e infinitamente limpio.

Nos recuerda que formamos parte de ciclo de los seres de la planeta igual que otros animales o vegetales. Sólo que los humanos almacenamos en el cerebro millones de datos que vemos o escuchamos aleatoriamente todos los dias de nuestra vida sin escoger los buenos y los malos. A base de las experiencias la decisión lo tomamos casi siempre egoistamente a nustro favor. ¿En qué momento dejaríamos el alma limpia de niños?

Os parecerá infantil. Pero a mí me gusta recordar esta sensación de vez en cuando.
Me puedo reflexionar de lo que tengo olvidado y corregirme. O purificarme...

En mi pueblo Fukushima la noticia hablaba de varías pruebas.
Una que ha empezado en Odaka, Minami soma es ver la posibilidad de reciclar las tierras contaminadas por radiactividad en las obras públicas. El país asegura que solamente usarían las que no superen el nivel establecido para ser residuos contaminantes que requiere un tratamiento especial. Según ellos escogen las tierras que contiene hasta 3000 bq/kg. Habrá que vigilarlo para que no hagan lo contrario. Ciertos nerviosismo habrá para terminar las obras de instalaciones de Los Juegos Olimpicos de Tokyo 2020. Sobre todo hacer desaparecer los paisajes feos de Fukushima. Como si no hubiera ocurrido aquello. Lamentablemente me da sensación de que mi país es capáz de enterrar la mancha negra de la historia de mi pueblo antes de este festejo.

Otro intento nuevo está en el sector de educación.
Hace unos días la prefectura de Fukushima ha asignado 7 colegios de educación primaria y secundaria como modelos de enseñanza sobre redactividad. Lo ven muy necesario que los niños crezcan con los conocimientos correctos de esta materia y que en el futuro sepan transmitirlo a las personas de otros lugares. Quiero pensar en lado positivo porque yo también lo veo muy importante para mis sobrinos. 
Pero una parte de mi cabeza que hace 6 años perdió confianza en lo que decían las autoridades me dice ' A lo mejor quieren que los niños sepan solamente lo que ellos quieren que aprendan para el futuro.....' Un pensamiento quizá torcido que tengo desde entonces. Siempre tengo dos opiniones opuestas cuando hablo de mi pueblo por si veo algun indicio de engaño. Triste es.

Una de las cosas que me obligó el accidente nuclear de mi pueblo Fukushima es a desconfiar en las personas. Hasta entonces yo era una persona ignorante y confiada.
Procuraba ser una persona sencilla que supiera transmitir sin palabras como los niños.
Mi deseo de mantener ese prototipo de persona se fue a tomar por saco y me convertí en una persona cauto y desconfiado en otras personas con poderes.
Si me ha pasado a mí, ni os cuento lo que habría pasado a la gente de Fukushima.

Tener que desconfiar en otra persona es una de las cosas peores que existe para mí.
En la zona de extremo oriente el loco de Korea del Norte no dejan de provocar a Los Estados Unidos. Tiene dinero para  las armas dejando a su pueblo con hambruna.
Hoy han hecho un gran ensayo bombardeando hacia mar. Claro mirando a Japón.
Lo increible es que la mayoría de la gente de mi país no sienten tan amenazadas.
Creerían en paz fantasma o en capacidad militar que tiene Los Estados Unidos.

Si no existe engaño ni desconfianza en este mundo a parte de las armas, no provocaría este tipo de conflicto ni niños que viven en guerras continuas.
De vez en cuando nos conviene recordar lo que sintíamos en nuestra infancia y pensar que realmente existen millones de niños entre balas ahora mismo en este mundo que vivimos.
Por culpa de nosotros. Los mayores que hayamos perdido corazón de niños.    

Mañana 26 de Abril en Chernobyl cumple sus 31 años desde el desastre nuclear más impactante de la época. Su sacrificio no debe caer en un olvido sino tiene que servir para el futuro. Aprendamos de los errores. Chernobyl, Fukushima más no quiero.       

Hoy les doy las gracias a los niños que compartieron 50 minutos de su vida conmigo.
La clase me hizo abrir los ojos en cierto sentido y me sirvió más a mí que a ellos de lo que les conté yo.
También muchas gracias a Teresa por haberme dado esta nueva oportunidad en tu clase y como siempre a mi tío Manolo por ayudarme a hacer la realidad mis caprichos.

¡Muchas gracias chicos!

Seguro que vuestra voz inocente anima a los niños de mi pueblo Fukushima.
Y algún día espero que ellos sepan devolveros sus agradecimientos.  

2 comentarios:

  1. Amigo! Kansuke, no creo que la especie humana aprenda solo de Chernobyl y Fukushima. Me gustan mucho las personas, pero algo falla cuando hay muchas personas o sociedad, deja de haber la persona y aparece el personaje.
    Cuando usted habla de Tokyo 2020, me recuerda una frase del escritor uruguayo Galeano, que dice: "Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo y la misa más que Dios."
    Aqui seguimos sin noticias con respecto a la contención radioactiva, y el agujero hallado por un robot. No se si usted conoce la aplicación Zello, pero si fuera así sería un placer un día conversar con usted por ella. Desde Barcelona (España), dAni :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel, buenas tardes. Muchas gracias por sus comentarios. Se nota mucho que me falta leer los libros. Lamentablemente no conozco esa aplicación que me comenta. Estando ambos en España seguro que algun día podrémos conversar en algún sitio. Saludos.

      Eliminar